Fundación Valle Del Lili Y Hospital San Ignacio: Certificados Como Hospital Universitario

Fundación Valle Del Lili Y Hospital San Ignacio: Certificados Como Hospital Universitario

La Fundación Valle del Lili y el Hospital San Ignacio recibieron la certificación como hospital universitario, emitida por la Comisión Intersectorial de Talento Humano en Salud, en nombre del Ministerio de Educación Nacional y el Ministerio de Salud y Protección Social. Los lineamientos para este logro están consignados en la resolución 3409 de 2012 del Ministerio de Salud y Protección Social, a partir de la Ley 1438 de 2001, que define ‘hospital universitario’.

Para certificar como hospital universitario a una entidad prestadora de servicios de salud, estos lineamientos incluyen que dichas instituciones tengan acreditación de alta calidad, condiciones aptas para la formación, recursos para el bienestar universitario, procesos que integren las prácticas clínicas, la educación, la asistencia y la investigación, y servicios que permitan desarrollar programas docentes, entre otros aspectos.

Luis Alberto Escobar Flórez, subdirector de Educación de la Fundación Valle de Lili, afirmó que “Es un privilegio para la Fundación recibir el reconocimiento de la Comisión Intersectorial, que entendemos como una de las decisiones de trascendencia en sectores de la salud y educación. Como Fundación llevamos ocho años en busca de esta acreditación y es la respuesta a una tarea comprometida, juiciosa y honesta”.

La Fundación Valle del Lili cuenta actualmente con 530 estudiantes incluyendo la formación en primera y segunda especialidad, y 30 estudiantes y colegas de diferentes partes del mundo, que acuden en búsqueda de una experiencia de práctica observacional con diferentes especialistas y sub-especialistas de la Institución. Se han establecido durante años convenios de docencia con universidades acreditadas como las del Valle, Cauca y otras de alta calidad.

La institución de salud y educación cuenta con 5.000 personas del recursos humano. La mayoría de sus 527 camas están destinadas a cuidados intensivos y de alta complejidad. Se destaca en la actividad de trasplante de corazón, hígado, riñón y médula, de la mano del nacimiento de la especialización de trasplante de órganos abdominales, una de las pocas del país.

La Fundación invirtió recientemente 33.000 millones de pesos en la torre 7, destinada a bienestar universitario, además de biblioteca, y otros servicios administrativos y de consulta externa. En la torre 1 se invierten 3.500 millones en el edificio de consultorios.

Por su parte, Julio César Castellanos, director general del Hospital Universitario San Ignacio, afirmó que “Con esta certificación ratificamos que todos y todas desde nuestra vivencia cotidiana en el Hospital con estudiantes de pre y posgrado, mediante nuestro ejemplo y comunicación asertiva, asumimos el reto de apoyar a la Universidad en la formación de los mejores para el mundo. Como lo anotó Albert Einstein: Dar el ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera”.

El Hospital San Ignacio tiene 75 años de trayectoria, ha sido el lugar de practica de los estudiantes de medicina y otras disciplinas de la Pontificia Universidad Javeriana. En la actualidad cuenta con más de mil estudiantes de pregrado y 369 de posgrado, atiende un promedio mensual de 22 mil personas en el servicio de Consulta Externa y 13 mil personas en sus unidades de urgencias, y se consolida como uno de los hospitales de alta complejidad más reconocidos en el país, por sus más de 50 especialidades clínicas, tecnología de punta para realizar sus procedimientos y por ser pionero en centros como la Clínica de Errores Innatos del Metabolismo (que estudia y trata a pacientes con enfermedades huérfanas), el Centro de Memoria y Cognición Intellectus y el Centro de Atención Integral en Cuidados Paliativos, únicos en el país.

Actualmente en Colombia existen once hospitales universitarios reconocidos como tal: Fundación Santa fe de Bogotá, Fundación Cardioinfantil, Sociedad de Cirugía de Bogotá, Hospital universitario de San José, Fundación cardiovascular de Colombia en Bucaramanga, Hospital Pablo Tobón Uribe y San Vicente de Medellín, Federico Lleras, Instituto Roosevelt y recientemente el Hospital San Ignacio y La Fundación Valle del Lili.